No hubo acuerdo: taxistas anuncian protestas para el 22 de febrero. Foto: Twitter @tatasolarte

Entre los temas que se tocaron en la mesa de diálogo está el uso de plataformas por parte de particulares, así como el presunto abuso que denuncian los taxistas por parte de agentes de tránsito.

No se estableció ningún acuerdo entre el gremio de taxistas y la Alcaldía de Bogotá. Así lo confirmó el presidente del sindicato ‘Taxistas Bogotá’, Manuel Gil, en declaraciones para la emisora La FM.

El líder gremial afirmó que no hubo ningún consenso en la mesa de diálogo que se llevó a cabo este lunes con la Secretaría de Movilidad, Deyanira Ávila y delegados del Ministerio de Transporte y, por lo tanto, el próximo 22 de febrero se realizará un paro nacional de taxistas. 

“A pesar de que estuvo el Ministerio de Transporte, no se llegó a ningún acuerdo y sigue en pie el paro del 22 de febrero” destacó Gil, quien agregó que está decisión se toma ya que los conductores no cuentan con las garantías necesarias para solucionar sus inconformidades.

Entre los temas que se tocaron en la mesa de diálogo está el uso de plataformas por parte de particulares, así como el presunto abuso que denuncian los taxistas por parte de agentes de tránsito contra ese gremio.

“En la mesa desconocimos la participación de los conductores, ellos tenían muy limitado el espacio y en realidad no hubo reunión con el gremio” destacó Gil, afirmando que, en su mayoría, representantes de empresas de taxi acudieron al encuentro.

En los próximos días está previsto un nuevo encuentro entre el Distrito, el Ministerio de Transporte y el gremio de los taxistas para tratar de solucionar las inquietudes de los conductores y así poder llegar a algún acuerdo.

La historia detrás del paro

La protesta de los taxistas del pasado viernes, que perjudicó la llegada de cientos de personas al aeropuerto internacional El Dorado, se presentó tras un hecho que afectó a un conductor identificado como Wilson Rodríguez Vargas.

En un video, el hombre contó que “dejó el carro mal estacionado a las afueras de un centro comercial” pues necesitaba ir al baño por problemas de salud. Después, el vehículo fue trasladado a los patos de Álamos de la Secretaría de Movilidad pese a que Rodríguez Vargas se resistió a que la Policía de Tránsito llevara a cabo esta medida. En ese sentido, el ciudadano pidió en las plataformas digitales que lo ayudaran ante dicha situación.

Fue entonces cuando sus compañeros taxistas realizaron plantones en varias vías capitalinas. De hecho, algunos se parquearon en dirección contraria para restringir la movilidad de los demás vehículos que se movilizaban por las principales avenidas.

Tomado de https://www.colombia.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *